Connect with us

Tecnologuía

Tecnologuía

Por qué no puedes usar el teléfono en una gasolinera, pero sí pagar con él

Omicrono

Por qué no puedes usar el teléfono en una gasolinera, pero sí pagar con él

Cuando visitamos una gasolinera autoservicio en la que podemos pagar con los pagos móviles del smartphone automáticamente identificamos una incongruencia enorme: no podemos usar el teléfono, pero sí podemos pagar con él. De hecho, tú mismo puedes acercarte a cualquier gasolinera, independientemente de que tenga pagos NFC o que sea autoservicio o no, y comprobar por ti mismo la prohibición de usar el teléfono ¿Cómo es posible y por qué se permite una cosa y la otra no?

Muchos piensan que se trata de un mito, otros que es algo completamente lógico. También lo era apagar el teléfono cuando nos subíamos a un avión y a día de hoy está permitido, incluso puedes usarlo para llamar con él.

Bien, comencemos por lo primero: ¿por qué no se puede usar el teléfono mientras repostamos en una gasolinera? Ya no solo es que las gasolineras lo recomiendan o lo exijan, sino que además por ley, así es: «los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles», tal y como vemos en el Reglamento General de Circulación, concretamente en el artículo 115, imponiéndose además el mismo requerimiento a los conductores en otro de sus apartados. Incluso está penado con una infracción leve (100 euros y sin retirar puntos).

Está prohibido y penado, pero, ¿es cierto que puede provocar incendios?

La razón principal es porque al repostar, aunque es poco probable que no te hayas dado cuenta (por el olor, sobre todo), se emiten unos gases tóxicos e inflamables. Si se generase cualquier chispa cerca de estos gases, el resultado es bastante predecible (explotaría todo por los aires, claro).

Y los teléfonos móviles tienen dos fuentes que generen chispazos: la batería y las ondas ondas electromagnéticas que genera, o al menos según la DGT. Por un lado, la batería podría fallar, y esto no es ninguna locura, y acabar explotando, algo que ya ha pasado en muchas ocasiones.

El Samsung Galaxy Note 7 por ejemplo tuvo cientos de casos de terminales que acabaron explotando, y por ese mismo motivo la firma surcoreana acabó por descatalogar el modelo y retirar todas las unidades vendidas (o las de los clientes que estaban dispuestos a devolverlo, más bien).

Otros muchos modelos de muchas marcas también han dado problemas en este sentido; y no hace falta que sea un error de diseño, si tienes la batería en mal estado por cualquier motivo (simplemente un golpe puede dañarla) podría provocar una combustión espontánea.

¿Las ondas electromagnéticas realmente producen chispas?

Ver vídeo

En cuanto a las ondas electromagnéticas que usan los teléfonos para realizar o recibir llamadas, en verdad no causan incendios. De hecho, el programa ‘Cazadores de Mitos’ trató de lograrlo, pero fue imposible; y no es la única vez que se trata este tema en programas de este tipo. Y es que, en realidad, estas ondas tienen una fuerza de entre 450 y 2700 MHz y entre 0,1 y 2 vatios, como vemos en Blog Think Big, lo que en ningún caso es suficiente para provocar chispas debido a la baja frecuencia.

Según Petroleum Equipment Institute, esta posibilidad aún no ha generado incidentes de explosiones en gasolineras. A pesar de que no ha sido la fuente de ninguna explosión, sigue siendo mencionado como una causa muy probable.

Lo realmente probable, a parte de las deflagraciones provocadas por un mal estado en la batería, es que pueda provocar este tipo de accidentes es la energía estática. Si te cargas de energía estática, por ejemplo frotándote, y la descargas en el coche tocándolo, probablemente se genere un incendio. En el siguiente vídeo vemos como una mujer se frota la camisa y, posteriormente, toca el coche, descargando la energía en él:

Ver vídeo

Así que, como vemos, es más probable que al frotar nuestras manos sobre la camisa y luego fundarlas en el coche mientras repostamos se produzca chispa y por lo tanto incendio, que se produzca por realizar una llamada.

Pero, ¿por qué si es legal y está permitido para con el móvil?

Si aún te quedan dudas de por qué está permitida una cosa (y por qué es segura, por lo tanto) y la otra no, la respuesta es muy breve: los pagos móviles se producen generalmente antes o en su defecto después de haber repostado, nunca al mismo tiempo que el repostaje. Por lo tanto, aunque se pudiese generar alguna chispa mediante este método, que como vemos no es posible, no importaría porque no habría gases. En cualquier caso, tú ya sabes que las llamadas telefónicas no pueden generar chispas.

La entrada Por qué no puedes usar el teléfono en una gasolinera, pero sí pagar con él aparece primero en Omicrono.

More in Omicrono

To Top
A %d blogueros les gusta esto: