Connect with us

Tecnologuía

Tecnologuía

Por qué las cajas de botín no deberían ser consideradas apuestas

Omicrono

Por qué las cajas de botín no deberían ser consideradas apuestas

Los videojuegos han evolucionado de forma brutal con el paso de los años y de Internet. Ahora, se puede jugar online con una persona en la otra punta del mundo y comprar skins a nuestros personajes favoritos.

Desde hace un par de años las cajas botín han pasado a cobrar bastante importancia; sin embargo, organismos europeos pretenden frenar su avance y enmarcarlas dentro del ámbito de las apuestas. 15 países, entre los que se encuentran España, Francia, Estados Unidos y Reino Unido, se unen para elaborar una legislación aplicable a las cajas botín y evitar su especulación.

¿Qué son las cajas botín?

Las cajas botín son cajas, valga la redundancia, que se pueden comprar en algunos videojuegos y que ofrecen un ítem aleatorio. Abrir estas cajas se ha convertido en un fenómeno en Youtube en el caso del título CS:GO. El objeto obtenido puede valer desde céntimos hasta miles de euros.

Los youtubers se graban abriendo cajas, que en ocasiones pueden ofrecer ítems raros con valor de miles de euros. En ese punto es en el que existe conflicto, puesto que algunas organizaciones reguladoras de juego y apuestas consideran que se promueve la ludopatía en jóvenes.

¿Las cajas botín son apuestas?

Es una buena pregunta a la que se puede responder de muchas maneras. A mi parecer, la principal diferencia radica en que un usuario que abre cajas botín no tiene que querer necesariamente vender el ítem obtenido (obteniendo un beneficio económico).

En el caso de las apuestas, el usuario obtiene inmediatamente su ganancia en dinero real; en cambio, en estos juegos solo se obtiene el ítem virtual, la decisión de venderlo o no es posterior.

Aquí está el meollo de la cuestión. Cabe la posibilidad de que haya usuarios que quieran abrir cajas solo para beneficiarse económicamente; sin embargo, puede haber otros que simplemente quieran el ítem para utilizarlo en el videojuego. Esta situación es bastante usual, muchos usuarios quieren mostrar que su personaje posee trajes premium.

Todo se convertiría en aumento de capital

Llegados a este punto, habrá gente que verá las cajas como una forma de incremento del capital; esto es, aunque el ítem obtenido no se venda, existe un aumento de capital pese a su carácter virtual. ¿Es justo este razonamiento?

Me atrevería a decir que no, puesto que dentro de los juegos todo pasaría a considerarse aumento de capital. Imagínense que ustedes tienen una cuenta en un juego como World of Warcraft. Esta cuenta es el nivel máximo del juego y cuenta con diversos logros y skins muy difíciles de conseguir. Lógicamente, no ha empezado siendo ese nivel y con todos esos privilegios, sino que ha sido resultado de muchas horas de juego.

Usted no ha pensado ni un segundo en vender su cuenta del juego; sin embargo, su cuenta se podría vender en el mercado por aproximadamente 500 €. A usted deciden cobrarle una comisión por tener algo virtual que vale “x dinero”, ¿es justo?

No, sería completamente absurdo. Por esto mismo, no deberían ser consideradas apuestas; aunque, no quiere decir que no se puedan establecer medidas lógicas en beneficio de todos.

Prohibir la venta de cajas a menores de 18 años

Una medida intermedia sería la prohibición de la venta de cajas a menores de 18 años. De este modo, se evitaría que los menores se encuentren en situaciones que puedan provocar ludopatía al ver que pueden lograr beneficios en un juego. Aunque la ludopatía sea un problema serio parece que los estados se olviden de ella después de esta edad, curioso cuando menos.

Como es obvio, tendrían que establecerse controles estrictos para que los menores no pudieran hacerse pasar por otras personas; algo nada fácil teniendo en cuenta que muchos cogen incluso las tarjetas de débito/crédito de sus padres.

Impuesto por la venta de cajas

También cabría la posibilidad de crear un impuesto para los que se dediquen a vender cajas. Lo que no sería justo es hacerlo con todos los que las compran, independientemente de su posterior venta o no. Lo ideal sería establecer un impuesto a partir de una cantidad mínima, como en el caso de las apuestas.

No creo que esta medida vaya a agradar a nadie; pero, si algunos usuarios sacan beneficio de ello lo normal es regularlo de esa manera.

¿Entonces es real o virtual?

Me sorprenden las acciones de los estados en relación con los videojuegos. En ocasiones se califican como como algo irreal; sin embargo, cuando existen intereses de por medio, pasan a formar parte de nuestra realidad. El caso de las cajas botín es un ejemplo de ello, cuando no movían dinero nadie se preocupaba por ellas; pero, como ahora se mueven miles de millones de euros, todos se pelean por un trozo del pastel.

En definitiva, estaría bien que los movimientos de los estados obedeciesen a la mejora del ser humano y sus condiciones. Como es obvio, la tecnología va primero y las leyes después; sin embargo, parece que los juegos fueran una marioneta que se maneja al antojo de unos pocos.

Foto destacada | Blizzard

La entrada Por qué las cajas de botín no deberían ser consideradas apuestas aparece primero en Omicrono.

More in Omicrono

To Top
A %d blogueros les gusta esto: