Connect with us

Tecnologuía

Tecnologuía

Cómo mejorar el rendimiento gráfico de cualquier programa en Windows 10

Omicrono

Cómo mejorar el rendimiento gráfico de cualquier programa en Windows 10

Gracias a una novedad de la última actualización, es posible mejorar el rendimiento gráfico de un programa en Windows 10.

Normalmente cuando usamos Windows o cualquier otro sistema operativo, no nos tenemos que preocupar de cómo se están gestionando los recursos del sistema. Asumimos que nuestros programas usan el hardware disponible, y nada más.

Sin que lo sepamos, se toman muchas decisiones detrás de las bambalinas; el sistema puede gestionar la memoria o el acceso al hardware según lo crea conveniente. Y normalmente, esto no es un problema. Por ejemplo, de esta manera podemos usar programas muy exigentes en segundo plano sin notar una gran caída en el rendimiento del ordenador.

Haz que cualquier programa saque partido de tu gráfica

Sin embargo, puede que haya ocasiones en las que nos interese que un programa haga uso de todo el hardware. Y específicamente, queremos que haga uso de nuestra tarjeta gráfica para acelerar los gráficos y los vídeos.

Barra de vista previa de pestañas en Edge

Por defecto, algunas apps como Edge, el navegador de Microsoft, evitan usar la GPU para no aumentar el consumo de energía, y por lo tanto, de batería si estamos en un portátil. Es uno de los motivos por los que Microsoft presume de que Edge consigue más tiempo de batería que otros navegadores; pero puede jugar en nuestra contra si eso no nos importa.

Desde la Windows 10 April Update, la última gran actualización de Windows 10, ya es posible definir este comportamiento para cada uno de los programas que tenemos instalados.  Para acceder a esta nueva configuración, sólo tenemos que seguir los siguientes pasos:

Cómo mejorar el rendimiento gráfico de un programa en Windows 10

Primero, abrimos el menú inicio y pulsamos en Configuración (el icono del engranaje).

A continuación, entramos en Sistema. En la sección de la izquierda, entramos en “Pantalla”.

Bajamos y pulsamos en la última opción de todas, “Configuración de gráficos”.

Aquí es donde podemos seleccionar en qué aplicaciones hay que cambiar el rendimiento. Recordemos que Windows ya gestiona esto por defecto, y sólo debemos tocarlo si realmente sentimos que necesitamos cambiarlo.

Para empezar, elegimos el tipo de programa. “Aplicación clásica” son los programas win32 “de toda la vida”. En cambio, “Aplicación Universal” son las apps que instalas por la Tienda de Windows.

Si eliges Aplicación Clásica, tendrás que pulsar el botón de “Examinar”. Aquí podrás navegar hasta el ejecutable del programa; que normalmente estará en la carpeta “Archivos de Programa” en el disco C:.

Si eliges Aplicación Universal, solo tendrás que seleccionar de la lista de apps que tengas instaladas en tu sistema, y pulsar en “Agregar”.

La cosa no ha terminado. Ahora tienes que elegir qué modo quieres que use el programa. Para ello, en la lista, pulsa en el programa, y encontrarás dos botones. Pulsa en “Opciones”.

Aquí podrás elegir el modo que quieres para este programa en concreto. Si tu ordenador tiene dos gráficas, como por ejemplo, una integrada y una dedicada, puede que el modo de ahorro de energía opte por usar la gráfica que menos consuma. En cambio, en el modo de alto rendimiento permitirás que el programa siempre use la mejor gráfica con la mejor configuración.

Una vez que hayas guardado los cambios, ten en cuenta que no tendrán efecto hasta que hayas cerrado el programa y lo hayas vuelto a abrir.

Además, recuerda que es posible que no notes ninguna diferencia inmediata, ya que todo depende del rendimiento de tu equipo y de lo que pida el programa.

La entrada Cómo mejorar el rendimiento gráfico de cualquier programa en Windows 10 aparece primero en Omicrono.

More in Omicrono

To Top
A %d blogueros les gusta esto: