Connect with us

Tecnologuía

Tecnologuía

Análisis Samsung Q9F 2018, descubriendo la tecnología QLED

Omicrono

Análisis Samsung Q9F 2018, descubriendo la tecnología QLED

El pasado mes de marzo Samsung presentó su nueva gama de televisores QLED. Nos hemos hecho con un Samsung Q9F, lo hemos probado durante las últimas semanas y te contamos qué nos ha parecido.

En marzo Samsung celebraba el evento The First Look 2018 en el que nos introdujo a los nuevos televisores para 2018 y las tecnologías que estos incluirían. La principal novedad fue el Direct Full Array, una nueva tecnología que consigue un mayor contraste que las anteriores generaciones, además de una mejor profundidad de color, notándose especialmente en HDR.

Otra de las novedades que más se destacaron fue el nuevo Ambient Mode, un modo similar al Always On que conocemos de los dispositivos móviles. Ambient Mode es una funcionalidad que mantiene el televisor siempre encendido con un consumo ultra bajo de energía mostrando información como el tiempo o últimas noticias. Además el color se puede integrar con el de la pared o la habitación para una mejor estética.

También encontramos novedades muy interesantes en el montaje del televisor, así como en cómo el cable se integra y esconde. Hablaremos mucho sobre esto, pero os adelanto que nunca he montado un televisor tan grande y de forma tan sencilla. Además el cable va increíblemente bien integrado.

Y por último, destacando novedades, es que se utilice tecnología QLED y no AMOLED, que tanto partido saca en las pantallas de sus dispositivos móviles. Samsung asegura que a día de hoy QLED es la mejor tecnología para televisores, especialmente con este modo ambiente nuevo, ya que las pantallas AMOLED acabarían quemándose con dicho modo.

Montaje y configuración del Samsung Q9F

En nuestro caso hemos estado probando el modelo Q9F, el más alto de la gama y de pantalla plata, con un tamaño de 65″. Cuando hablamos de 65″ empezamos a meternos en tamaños muy grandes, aunque es muy interesante que Samsung ya considera este tamaño el foco en el que centrarse para sus campañas de venta. Es decir, que Samsung (y el resto de fabricantes) quiere que tu próximo televisor sea de 65″.

Entrando un poco más en el tema de tamaños, os aseguro que 65″ no es tan grande como os imagináis. En un primer encuentro con un televisor así de grande podemos asustarnos, pero os aseguro que en pocos días estaréis completamente adaptados. De hecho yo vengo un televisor de 55″, y pese a estar cerca del sofá ya me empezaba a parecer pequeño. 65″ es un tamaño perfecto para los que vemos la televisión a 2 metros, no es grande siempre y cuando te guste disfrutar de una experiencia espectacular.

Volviendo al montaje, pese a su enorme tamaño es el televisor que más fácil me ha sido montar. La única limitación es debida a su tamaño, ya que necesitamos dos personas porque es imposible sujetarla sola, pero por lo demás todo es sencillísimo. Desde lo fácil que es sacarlo de la caja hasta ponerlo sobre la mesa y cablearlo, todo el proceso está muy bien pensado.

Samsung Q9F

Un detalle maravilloso es que ahora el único cable que conecta el televisor con el hub no es necesario conectar la TV a la corriente, ya que este mismo cable también lleva corriente. Y es genial, porque ahora solo tenemos un pequeño cable saliendo del televisor, lo que permite una integración mucho mejor sea donde sea que coloquemos el dispositivo en nuestra casa. De hecho esto permite, gracias además al bonito acabado estético de la parte trasera del Samsung Q9F, que la pongamos en medio del salón dando la parte de atrás hacia la entrada de casa, por ejemplo. La integración es perfecta.

La configuración del televisor también es muy fácil. De hecho se puede hacer directamente con el móvil instalando la aplicación SmartThings, muy recomendado porque facilita todavía más el proceso gracias a que podemos hacerlo desde el smartphone y no desde el mando del teléfono, que siempre es más incómodo para introducir textos y ese tipo de cosas.

Un detalle muy interesante es que la aplicación detecta automáticamente las aplicaciones que tenemos instaladas en el teléfono y que están disponibles para el televisor y nos da la opción de instalarlas en este. Así todas esas aplicaciones que utilizamos en el móvil y que tienen opción de televisor pueden pasar directamente a este sin que tengamos que entrar en la tienda de aplicaciones e instalarlas manualmente una a una. Muy práctico para facilitar la configuración y puesta a punto del televisor.

Samsung Q9F

Resumiendo, un montaje muy bien pensado, con un proceso guiado sencillísimo en pocos pasos. Desde que el televisor llegó a casa hasta que estuvo listo para ver, configurado y todo, pasó como mucho media hora.

Imagen de Samsung QLED 2018

Una vez montado el televisor entramos posiblemente en lo que más nos importa de un televisor, cómo se ve y su calidad de imagen.

Samsung Q9F

Samsung ha llamado Q Picture al conjunto de tecnologías que forman parte de su nueva generación de televisores y tienen como objetivo mejorar la calidad de la imagen. Aquí nos encontramos una diferencia entre las series, ya que Q9FN ofrece en 2018 como novedad una fuente de iluminación trasera (BLU) completa, y las series Q8CN, Q8FN, Q7FN y Q6FN mantienen el BLU posterior pero con una nueva retroiluminación lateral llamada “Ultra Slim Array”. ¿Y esto qué significa? Que tenemos un control mucho más preciso de la luz y las zonas a iluminar para conseguir negros más negros o intensos.

Aquí lo que más notamos es que los negros son mucho más negros, es decir, que hay una mayor intensidad del negro en las zonas oscuras. Lo que antes veíamos con un gris muy oscuro o un negro pálido ahora es un negro total. Gracias a estas nuevas tecnologías en el BLU que ha incorporado Samsung se nota una gran mejoría en el tratamiento del negro, que transmite como sensación al usuario una mejor calidad de imagen.

Otra cosa que se nota muchísimo es que se han reducido los reflejos, especialmente en ángulos. Esto es debido a que Samsung ha incorporado dos capas antirreflejos de materiales de bajo y alto índice de refracción, ayudando así a disminuir los típicos reflejos tan molestos que vemos en el televisor. Esto sumado a que ahora los negros son más negros es una mejora importantísima en calidad de imagen.

Por otro lado ahora estos negros también se mantienen en ángulos muy abiertos cuando vemos la televisión desde un lado. Esto se ha conseguido gracias a un nuevo polarizador que reduce la pérdida de luz en ángulos abiertos en un 40%. Y esto se nota mucho. Concretamente hicimos una prueba con el partido de la final de Champions, y como es una situación en la que hay muchas personas viendo el televisor a la vez algunas tienen que hacerlo desde un ángulo muy abierto, pero gracias a estas tecnologías consiguieron mantener la misma calidad de imagen que los que la veían de frente.

Y por último, dentro de la calidad de imagen, hablemos del color. El color también mejora en los nuevos televisores Samsung de 2018, obteniendo mayor nitidez y volumen. Lo que observamos aquí es que los colores son más puros que en las generaciones anteriores, principalmente porque se ha trabajado en ampliar el perfil de emisión a media altura para mejorar los espectros de los colores verde y rojo.

Para entendernos, lo que consigue esta tecnología es reducir la mezcla habitual que se produce entre estos colores verde y rojo. Normalmente siempre se produce una pequeña contaminación cruzada entre estos colores, pero gracias a la tecnología de los televisores Samsung de 2018 se ha reducido. Como consecuencia vemos colores más nítidos.

Ambient Mode

Según un estudio llevado a cabo por Nielsen el televisor está encendido entre 4 y 5 horas al día de media. Esto significa que hay entre 19 y 20 horas que está ahí apagado, en medio del salón o colgando de una pared, sin aportar gran cosa.

Samsung Q9F

Samsung le ha dado una vuelta a este concepto y ha añadido el Ambient Mode o modo ambiente en sus nuevos televisores QLED de 2018. El modo ambiente es una especie de always on display, para aquellos que lo conozcan de sus dispositivos móviles, un modo que mantiene la pantalla siempre encendida de forma que pueda servir como elemento decorativo y no solo como un bulto en el salón. Esto es especialmente importante con el aumento del tamaño medio de pantallas que utilizamos.

Lo que hace ambient mode es clonar o imitar de alguna manera el fondo sobre el que está puesto el televisor, copiando los colores e incluso las texturas de la zona que tiene detrás. Además permite añadir información extra para completar la pantalla como el tiempo o titulares de noticias destacadas.

Para configurar ambient mode podemos hacerlo de dos formas, desde la aplicación para el móvil SmartThings o directamente desde el modo ambiente en la TV utilizando el mando a distancia. Aunque podría parecer que es más sencillo desde la app móvil, a mi en realidad me resulta muchísimo más cómodo, rápido e intuitivo hacerlo directamente desde el mando del televisor, ya que permite elegir de forma más rápida las diversas opciones de configuración.

Existen tres modos de ambient mode: decoración, infromación y foto. El primero tiene precargadas algunas imágenes artísticas que me parecen las más interesantes para completar la decoración del hogar. El segundo permite, además de un fondo, añadir información como el tiempo o titulares de noticias. El último es con el que elegimos algo más personalizado, ya sea una fotografía de las que vienen de ejemplo o una propia, en cuyo caso sí tendremos que utilizar SmartThings para cargarla.

Samsung le ha dado tal importancia al modo ambiente en su nueva gama de televisores que incluso han incluido un botón dedicado en exclusiva a este modo que lo activa o desactiva. Es muy cómodo y útil porque es un modo que conviene tener siempre a mano, no tendría mucho sentido tener que entrar en ajustes de la TV y dar muchas vueltas para activarlo, la gracia es que sea cómodo y muy rápido acceder a él.

Samsung Q9F

Por supuesto el modo ambiente se adapta de forma automática a las condiciones ambiente de la sala, ya que detecta el brillo y temperatura de la habitación para que la calidad de imagen se integre de la mejor forma posible. Por ejemplo, si aumenta la luminosidad sube el brillo, y si baja ocurre igual, el brillo también baja.

Pero lo más interesante es que el televisor detecta la presencia en la sala para apagarse cuando no hay nadie y encenderse cuando vuelve a haber alguien, ayudando así al mayor ahorro de energía.

Que hablando de consumo de energía, esto es algo que preocupará mucho debido a que estamos hablando de pasar a tener nuestro televisor encendido gran parte del tiempo. Debido al ultra ahorro de energía en el que funciona se han realizado los cálculos y consume aproximadamente el equivalente a 0.73€ mensuales con 3 horas de uso de ambient mode al día.

Ambient Mode es una opción muy interesante que convierte el televisor ya no solo en un dispositivo para consumir contenido, si no en un elemento decorativo más. De hecho puede que convenza a muchos de los que no se atrevían a dar el paso hacia pantallas de gran tamaño por no tener un dispositivo enorme negro que no aporta nada.

Experiencia de usuario y servicios

En general usar un TV Samsung de 2018 es una delicia. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que un smart TV era peor opción que comprar uno sencillo y añadir un centro de entretenimiento por nuestra cuenta para añadir funcionalidades inteligentes y aplicaciones de contenido multimedia.

Samsung Q9F

De hecho os pongo mi ejemplo práctico. Yo tenía una smart TV de hace 4 años con una Nvidia Shield que utilizaba para las aplicaciones típicas: Netflix, YouTube, Amazon Prime Video, HBO, etc. Desde que estoy probando esta Q9F he dejado completamente de lado y utilizo todas las aplicaciones nativas para Samsung, ya no me hace falta la Shield para nada.

El mayor punto negativo de la experiencia de uso en aplicaciones de contenido multimedia es HBO. No es culpa de Samsung, si no del desarrollo propio de HBO, y después de hablar con Samsung sobre este tema nos confirman que ellos también han insistido en que mejore dicha aplicación, así que tenemos que aprovechar este momento para pedir que por favor HBO mejore. Lo que sí hay que destacar como algo positivo es que, a día de la prueba de este TV, Samsung es la única marca que cuenta con aplicación nativa de HBO. El resto requiere el uso de un Chromecast.

Dentro de la parte de experiencia de uso tenemos que hablar también de SmartThings, la aplicación que nos permite controlar la TV desde el móvil. En general es una aplicación muy completa y llena de opciones, pero necesita un pequeño lavado de imagen para reordenar todo el contenido y hacerlo mucho más intuitivo. Es complicado hacerse a ella y al final acabamos volviendo al mando y al control clásico del televisor porque resulta mucho más cómodo.

Samsung Q9F

Como ya ocurría en modelos anteriores Samsung vuelve a incluir One Remote Control, un maravilloso y minimalista mando a distancia universal que nos permitirá controlar todos los dispositivos contados al televisor. Y funciona de maravilla. Os pongo mi ejemplo, tengo conectado al televisor la Nvidia Shield (aunque no la utilizo ya como os he comentado), el decodificador de Movistar y un sistema de sonido Sonos (Playbase + SUB). En aproximadamente un minuto de configuración guiada lo deje todo listo para controlar todos estos dispositivos desde el mismo mando, una gozada.

Samsung Q9F

Una aplicación maravillosa y que tiene un potencial increíble es la guía universal, una especie de hub donde se recopilan y agregan todos los contenidos de las diferentes fuentes en una sola pantalla. Es decir, que en un mismo lugar podemos ver los contenidos de Movistar+, YouTub o Amazon Video. Esta aplicación está todavía en desarrollo para captar más contenidos, y por ahora faltan muchos, pero irán llegando en próximas aplicaciones. Por eso decía que es sobre todo una aplicación mucho potencial, porque si por fin podemos tener contenidos de todas nuestras fuentes en un mismo sitio sería maravilloso. Y si se añade HBO en un futuro podría solucionar su enorme problema de la aplicación tan mal diseñada.

Conclusiones

Samsung ha presentado una nueva gama de televisores para 2018 apostando por una mejora en la calidad de imagen con sus BLU mejorados y por el diseño con la integración en la decoración del espacio gracias a Ambient Mode.

Samsung Q9F

Vemos mejoras en muchos detalles y ámbitos del televisor, como el cable único mejorado, más robusto y que ahora también transporta corriente para ahorrarnos el cable del televisor, más nitidez de imagen, mejores negros y colores más profundos.

Mejoras casi todas orientadas a que cada vez resulte más interesante apostar por un televisor de gran tamaño, empezando a ser las 55″ y 65″ aquellas que más vamos a ver en los hogares españoles. Antes daba miedo apostar por una pantalla de este tamaño, pero con mejoras como el Ambient Mode y las bajadas de precios en estos tamaños ahora no tenemos excusa.

Samsung Q9F

A todo esto se suma la mejor experiencia de uso en funciones inteligentes de smart TV y aplicaciones para contenido como Netflix, Amazon Video o YouTube.

Sin lugar a dudas la gama 2018 de televisores Samsung es una apuesta segura de calidad de imagen y experiencia de usuario.

La entrada Análisis Samsung Q9F 2018, descubriendo la tecnología QLED aparece primero en Omicrono.

More in Omicrono

To Top
A %d blogueros les gusta esto: