Connect with us

Tecnologuía

Tecnologuía

7 formatos de almacenamiento que quisieron ir más allá del disquette y fracasaron en el intento

Xataca

7 formatos de almacenamiento que quisieron ir más allá del disquette y fracasaron en el intento

El disco flexible o disquette primero y el CD-ROM después han sido protagonistas absolutos de los sistemas de almacenamiento removibles en nuestros ordenadores, pero ha habido otros muchos que intentaron suplir sus deficiencias y triunfar en el mercado.

Hoy hablamos de 7 de esos formatos casi perdidos y olvidados, que surgieron sobre todo durante el reinado del disquette de 5 y 1/4 y sobre todo el de 3,5 pulgadas, y que a pesar de sus virtudes -que las tenían- no tuvieron éxitos. ¿Cuáles recuerdas?

Disquete de 2 pulgadas

Muchas fueron las empresas que trataron de crear variaciones de los formatos existentes para ciertos dispositivos que requerían características específicas.

Lt1

Una de ellas fue Fujitsu, que a finales de los 80 creó sus disquettes de 2 pulgadas Fuji LT-1, dirigidos a cámaras de vídeo y que también lo intentaron en ordenadores como el Zenith Minisport. Lograban almacenar hasta 793 KB de datos, similares a los discos de doble cara y doble densidad de 3,5 pulgadas de la época.

Hitachi Micro Hamster

Hasta la propia Hitachi no pudo resistirse a usar una foto de prensa en la que un hámster se situaba al lado de una de estas microunidades de disco duro que tenían el formato de una tarjeta Compact Flash y discos con un diámetro de tan solo una pulgada.

Hamster

En 1992 la presentaron junto a IBM, y aunque iniciaron su lanzamiento con un modelo de 170 MB llegaron a lanzarse modelos de varios GB. El problema fue que las unidades Flash (sobre todo las Compact Flash de la época) no tardaron en igualar capacidad y prestaciones, además de poder encontrarse a precios más competitivos. Aún así llegaron a usarse en los iPod mini, por ejemplo.

Apple y su Twiggy

Cuando la empresa de Cupertino presentó su revolucionario (y carísimo) ordenador Lisa en 1983 lo hizo incluyendo dos unidades integradas de 5,25 pulgadas.

Twiggy

En ellas se usaba un formato propietario llamado “Fileware”, aunque muchos acabaron refiriéndose a esos discos por su nombre en clave, “Twiggy”, que contenían 871 KB de datos y eran versiones modificadas de los discos de 5,25 pulgadas tradicionales. Apple acabó descartándolos y usándo los discos de 3,5 pulgadas y 400 KB de capacidad de la unidad de Sony que usaron en los Lisa de 1984.

Sinclair ZX Microdrive

No todas estas unidades estaban pensadas para PCs, y de hecho Sinclair Research anunció en 1983 el lanzamiento del llamado ZX Microdrive, un cartucho para los célebres microordenadores ZX Spectrum.

455830 Sinclair Zx Microdrive

Estas unidades albergaban 85 KB de datos en ese formato de 1,3 pulgadas que en esencia eran una variación de las cintas de 8 pistas. Aunque la lectura y escritura eran mucho más veloces que los de las cintas de cassete, el formato no estaba muy pulido y acababa estropeándose rápido.

Cartuchos para el IBM PCjr ROM

Aunque los cartuchos eran más típicos de algunas consolas, hubo quien trató de adaptar el formato a los PCs de la época. Lotus, dominadora del mercado de las hojas de cálculo de la época, apostó por uno muy curioso.

455828 Ibm Pcjr Rom Cartridge

Se trataba de cartuchos para el IBM PCjr de 1984. La empresa Lotus creó una versión de Lotus 1-2-3 en este formato que cargaba más rápido y era sencilla de usar, pero su coste y su baja capacidad condenaron aquella idea.

Disquette de 3 pulgadas

El formato de 5,25 pulgadas imperaba cuando un consorcio de empresas lideradas por la japonesa Matsushita trataron de dar un relevo al formato con el Compact Floppy de 3 pulgadas que presentaron en 1983.

455824 3 Inch Compact Floppy

Este formato contaba con una capacidad de 140 KB por cara, y llegaron a tener cierta popularidad en los ordenadores Amstrad, pero acabaron desplazados por otros formatos como el de los disquettes de 3,5 pulgadas que se convirtieron en el estándar del mercado.

Tarjeta óptica de Canon

Los CD-ROMs comenzaban a mostrar sus garras cuando a Canon se le ocurrió aprovechar esa tecnología no en discos, sino en tarjetas: es así como lanzaron sus Tarjetas Ópticas.

455823 Canon Optical Card

Estas tarjetas almacenaban 2 MB de datos en una capa óptica que se podía escribir una vez para luego no ser modificada (como un CD-R), y aunque se intentó usar como sistema de registro de datos médicos a principios de los 90, nunca llegó a cuajar.

recommendation.header


¿Por qué ya no nos conformamos con tres cámaras ni con cuatro en el móvil?


Así es cómo en los 90 alguien creyó que combinar un fax con una disquetera era buena idea


Los monstruosos discos duros del pasado nos hacen poner en perspectiva el milagro de la miniaturización


the.news

7 formatos de almacenamiento que quisieron ir más allá del disquette y fracasaron en el intento

originally.published.in



por
Javier Pastor

.

More in Xataca

To Top
A %d blogueros les gusta esto: